Performance presentada en la exposición colectiva Epiestía, curada por Marco Valtierra para Espacio Cabeza en Guadalajara, México, 2020.

La pandemia del Corona virus y el confinamiento trajeron aún más violencia. Quédate en casa dicen. Pero la casa no es segura. Aunque permanecer en el espacio doméstico debería significar estar a salvo y protegidas, la realidad es que mantenerse al margen del contagio, implica un riesgo mayor. Hoy en día, para millones de mujeres mexicanas, en el hogar Dulce hogar hierve el peligro. La violencia doméstica y feminicida en México es la otra pandemia, un virus estructural, agudo y ensordecedor como el pitido de la tetera.

Durante los primeros nueve meses del año 2020 han sido asesinadas 2,261 mujeres en el país.

La acción consistió en poner a hervir agua en una tetera silbante, mientras la artista cortaba y limpiaba flores para colocar en un florero.

 

Fotografía: Pistor Orendain

Audio: Milo Medina